Emilia Martín Ramos

Lugar de reposo: Alhama (Granada), desde el 25-09-2020.
En nuestro recuerdo desde hace: 1 mes y 1 día.

Emilia Martín RamosEmilia Martín Ramos, de 94 años.
(23-06-1926 / 25-09-2020)
Entierro católico:
Sábado 26 septiembre, 10 de la mañana.
Iglesia del Carmen.
Observando la legislación sanitaria actual.
Alhama de Granada.

La familia de Emilia Martín Ramos agradece las numerosas muestras de cariño que ha recibido tras su fallecimiento.

Lamentablemente, debido a las circunstancias sanitarias presentes en este momento, no se llevará a cabo la misa de difuntos para no incrementar el riesgo de contagios, por lo que se ruega a todos los que la querían que recen por el eterno descanso de su alma desde la seguridad de sus hogares.

Cuando esta situación esté bajo control se ofrecerá una misa para recordarla una vez más, todos juntos.

Un abrazo.

Recuerdos:

Loli; mi más sentido pésame, siento profundamente el fallecimiento de tú madre.
Un abrazo muy fuerte a toda la familia.
Paqui

Loli y familia; mi más sentido pésame.
Siento profundamente la pérdida de vuestra madre.
Un abrazo muy fuerte.
Os quiere Paqui.

Siempre te recordaré con tu eterna sonrisa tu cariño y disposición para ayudar a todo el mundo.
Descansa en paz y cuida de todos los tuyos y de los que te hemos querido como si fueras de muestra familia.
Un beso muy grande para ti y para toda tu familia.

Queridísima Emilia:
Ahora mismo acabo de ver la noticia de tu partida creo que fue el pasado viernes, habiendo coincidido que llevo varios días sin mirar -pues es un asomarse al camino por donde se nos van tantas personas queridas- y, como bien sabes, la sorpresa ha sido extraordinaria y el dolor sinceramente lleno de emoción, pues aunque en ocasiones se justicia con los años, jamás está uno preparado para ver cómo se marcha alguien a quien siempre has querido desde los más profundo de los mejores sentimientos.
Tuve el honor de ya tenerte desde mis primerísimos años y, después, durante toda la vida. Tu cariño, tu nobleza, generosidad y bondad en favor de todos -especialmente de los más desfavorecidos- fue siempre ejemplar, pero yo tuve la suerte de tenerte durante algunos años más de cerca y no olvidar jamás ese alma tan pura y abierta que te distinguía. Que tan elevada y maravillosamente se refleja con tu abierta sonrisa para todos llena de buenos deseos para toda persona de buena voluntad.
Después pasaron los años y, aunque ya tardábamos más en coincidir, sí volvimos cuando cada vez iba a nuestra Alhama y, con los buenos amigos, pasábamos por el bodegón que regentabas con tú amado esposo Andrés. ¿Te acuerdas cuando entraba e iba directamente a saludarte y anunciándome tu buen y caballero esposo, a la vez que se medía con los dos, nos decía, cuando yo tenía dieciséis o diecisiete años, “ya está aquí tu Andrés”? Aunque quienes bien lo experimentaban eran los tres o cuatro amigos que íbamos y veníamos juntos, como conmigo aumenta, que ya eran espléndidos, los platos de singulares tapas.
Después nos veíamos cualquier fin de semana que iba por ahí y siempre con el cariño que te caracterizaba me dabas saludos, recuerdos y besos para mi madre y hermanos. No eras una más, eras una de las personas más queridas por toda nuestra familia.
Como nosotros, especialmente Mari Carmen y yo, te queríamos a ti, a tu esposo y a tus d realmente magníficos como personas, como tus yernos Juan y Beatriz, y de tales palos y astillas, todos tus nietos, comenzando por Raquel y siguiendo por cada uno de ellos.
¡Cuánto sentimos no haber podido estar en tu despedida! O quizá sea mejor así, de esta forma siempre estarás en nuestra Alhama. En cualquiera de sus rincones del mismo bodegón que, aunque desapareció hace tiempo, siempre ha quedado para nosotros hasta que nos encontremos en la otra Orilla o en la entrada de la Calle Alta o en cualquier parte. Lo bueno es que, aunque has partido te has quedado, en lo mejor de nuestros corazones.
Lo sentimos profundamente, pero tenéis una madre que nos ha dejado una amplia e inigualable sonrisa que portó durante toda la vida -y mirad que hubo tiempos complicados- ella y que si la seguimos nos llevará hasta la Eternidad, donde ya estará ella junto a vuestro querido y noble padre y tantas personas que tanto quiso y jamás olvidó.
Recibid nuestro más profundo pesar, aunque sin olvidar su imperecedera sonrisa de la que también habéis recibido Loli y Paco alguna buena parte porque era inmensa y espléndida.
Abrazos de Mari Carmen y Andrés.

Loli y Paco; siento mucho la perdida de vuestra madre y no haber podido acompañaros en esos tristes momentos.
Fuerte abrazo y mucho ánimo

Tita Emilia; desde Vitoria un beso muy grande para la familia, de los niños de Felipe.
Un beso y hasta siempre.

Lo siento mucho, siempre fue muy cariñosa conmigo.

Siento mucho lo sucedido, era compañera de mi madre en la Residencia.
D. E. P.

Dejar un recuerdo

Información para los usuarios

- Reflexiona antes de dejar tu comentario.

- Tu correo electrónico nunca se muestra.

- Puede que el comentario NO se vea publicado inmediatamente,

ten un poco de paciencia y visita la página pasadas unas horas.

- No abuses de las letras en mayúscula. (Si todo está en mayúscula no se publica).

- No se aceptan los mensajes tipo móvil, o con incorrecciones gramaticales intencionadas.

* NO SE PUBLICAN: Los comentarios que se esciban TODO EN MAYÚSCULAS, y los que

sustituya el 'que' por una sola 'q' ó 'k', o el 'por' por una 'x', el 'te' como 't',

o escriban 'quiero' como 'kiero', etc.




Ausencias en la Comarca


A cualquier ser querido del mundo

Desde aquí accede a Ausencias Mundi